jueves, 13 de noviembre de 2014

Sergey Kovalev destrona a Bernard Hopkins

DEPORTES | BOXEO

Bernard Hopkins versus Sergey Kovalev
Bernard Hopkins cae a la lona tras una gran derecha de Kovalev

El ruso Sergey Kovalev venció por decisión unánime al longevo Bernard Hopkins en un combate de unificación por los cinturones de peso semipesado.

JAVIER COSÍO| El día y la noche combatieron este pasado fin de semana en uno de los combates más esperados del año. Sergey Kovalev, un pugilista ruso afincadao en Estados Unidos con un palmarés impecable y con una de las pegadas más temibles del panorama boxístico actual, se enfrentó ante un hombre capaz de superar todas las barreras físico temporales del cuerpo humano.

El contendiente no era otro que el “abuelo del boxeo” Bernard Hopkins, el boxeador norteamericano que cumple en enero 50 años no pudo revalidar su actual Record Guiness que lo acredita como el boxeador más longevo en lograr un título mundial en el boxeo profesional.

Esta pelea suponía una prueba de fuego para medir el alcance de uno de los púgiles llamados a reinar la década actual de los pesos semipesados. El ruso no defraudó y en el primer asalto hizo sentir su poder con una potente derecha que derribó a su oponente, dieciocho años mayor.

A partir de este instante, tras recuperarse el estadounidense del conteo del refery, el combate se erigió en una sola dirección, con Kovalev repercutiendo sobre su objetivo y dominando de principio a fin todos los rounds. Sin embargo, el ruso que goza de ser el segundo boxeador en activo con mayor porcentaje de victorias por nocaut (89,66%), solo superado por Gennady Golovkin, no pudo terminar el combate por la vía del cloroformo debido en gran parte a las cualidades de Hopkins, sin duda uno de los boxeadores más aguerridos de la historia del boxeo.

No contento con aguantar las embestidas del ruso, Hopkins hizo honor a su apodo, el Extraterrestre, y se paró a cruzar golpes en el último round ante el fervor de los aficionados que abarrotaban el Boardwalk Hall de Atlantic City, recibiendo la escalofriante cifra de 31 golpes en los últimos tres minutos de combate.

El futuro de B-Hop

Al concluir la batalla Bernard Hopkins declaró, «hice lo que hice en el último asalto porque estoy loco… pero seriamente, lo hice por los fanáticos. Ellos son los que quieren ver peleas. Ellos no quieren ver gente correr.» Finalmente, las tarjetas de los jueces (120-107, 120-107 y 120-106) mostraron claramente la superioridad de Sergey Kovalev que de esta manera unificó los cinturones de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Por su parte, Bernard Hopkins demostró que aún tiene cuerda para rato al contener la lluvia de golpes de Kovalev a lo largo de los doce asaltos, algo inalcanzable hasta la fecha. Su record cayó a 55-7-2, y habrá que esperar unos días para saber si B-Hop sigue subiéndose al ring como boxeador o simplemente lo hará como promotor de la fundación Golden Boy Promotions, cuyo dueño principal es Óscar de la Hoya, una de las leyendas vivientes del boxeo mexicano.

HBO Highlights: