domingo, 25 de enero de 2015

NOTICIA: Sucesos

Desarticulada organización de narcotraficantes que operaba en una tienda de gominolas 

El grupo empleaba a menores de edad para aparentar viajes familiares

JAVIER COSIO | Una organización de narcotraficantes dedicada a introducir hachís en la Península ha sido desarticulada con la incautación de 1.100 kilos de hachís en una vivienda de Seseña (Toledo) y con un total de 19 detenciones.

El caramelo del caso, según los investigadores, fue una tienda de gominolas situada en la localidad de Villava en Navarra. Este establecimiento, que funcionaba como tapadera, era uno de los principales puntos de venta de la organización. El responsable fue sorprendido por agentes de la Brigada Central de Estupefacientes cuando introducía 10 kilos de hachís en el interior de diversas cajas de golosinas. Además, se le incautaron diversas cantidades de costo en la caja registradora del local, listas para ser distribuidas al menudeo y a pequeños traficantes locales.

Transportar la carga 
Los integrantes de la organización empleaban a menores de edad para simular viajes familiares y así poder cruzar el estrecho de forma encubierta. En Marruecos, los narcos tenían contacto directo con los productores de diversos campos de cultivo de marihuana. Para introducir la droga en la Península los narcos contaban con vehículos adaptados donde camuflaban entre 400 y 500 kilos de hachís, que surcaban el estrecho en ferrys de transporte comercial y burlaban los controles fronterizos de Tarifa.

En un video difundido por el Ministerio del Interior se puede observar como la organización modificaba el compartimento de los vehículos para ocultar la droga y continuar el transporte de la carga en territorio nacional. Seseña, la capital del fiasco inmobiliario dado el gran número de viviendas sin habitar, era el principal punto de almacenamiento de la organización. Desde esta localidad, los narcotraficantes distribuían la droga a diferentes municipios de Madrid, Zaragoza, Pamplona y Navarra.

Culminación de Energy 
La operación denominada Energy, según ha informado el director general de la Policía Nacional Ignacio Cosidó, ha concluido con el contrabando de 1100 kilos hachís decomisados en Seseña, y con otras incautaciones divididas en cuatro fases donde se han aprehendido 79 kilos de hachís, ochos kilos de speed, 55.000 euros, 14 vehículos, un arma de fuego y dos armas blancas, todo ello en un total de 12 registros.